16 Gennaio 2009

La clínica de Udine no desconectará a Eluana

El centro sanitario da marcha atrás en su decisión inicial de permitir la muerte de la mujer, tras el veto del Gobierno a una sentencia de Tribunal Supremo que autorizaba retirarle la alimentación

 
Los responsables de la clínica Città di Udine, en el norte de Italia, han anunciado hoy que finalmente no desconectarán a Eluana Englaro, una mujer de 37 años en estado vegetativo desde 1992, tras recibir el veto del Gobierno a una sentencia de Tribunal Supremo que así lo autorizaba. La noticia en otros webs webs en espaÑol en otros idiomas En un comunicado, la clínica afirma que da marcha atrás en su decisión inicial tras estudiar las posibles consecuencias que pueden tener si desobedecen la circular del Ministerio de Sanidad italiano, que prohibió a todos los centros médicos, tanto públicos o privados, que interrumpan la alimentación a pacientes en estado vegetativo. Desde que se conoció la sentencia del Tribunal Supremo, el 18 de noviembre pasado, el ministro Maurizio Sacconi, la Curia vaticana, la Conferencia Episcopal Italiana, los medios católicos y los grupos de médicos creyentes han trabajado codo con codo por una idea básica: impedir por todos los medios que se ejecute la sentencia. La ofensiva ha incluido también el uso de amenazas más o menos veladas a los centros médicos, públicos o privados, que se prestasen a cumplir la decisión, no recurrible. La clínica Città di Udine es concertada, y para su supervivencia depende de los contratos que recibe de la Seguridad Social. Franca Alessia, también abogada y cuidadora especial de Eluana, cree que la estrategia católica ha llevado el caso a "una situación absurda, ridícula y vergonzosa". "Han atacado la sentencia de todas las formas posibles, y en todas las instancias posibles, convirtiendo el Estado de Derecho en una caricatura". La campaña de insumisión ha encontrado un nuevo y exótico ariete.  La Codacons de Friuli Venecia, una asociación de consumidores, ha acudido a los tribunales para exigir que sea revocada la tutela de Eluana a su padre, Beppino Englaro.
 

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this
WordPress Lightbox