8 Gennaio 2002

Insólito paro de bancarios contra el maltrato a clientes

LA NUEVA MONEDA: LAS DEMORAS EN LOS BANCOS ITALIANOS PARA CAMBIAR LIRAS POR EUROS

Insólito paro de bancarios contra el maltrato a clientes

 

Nueve de cada diez bancos italianos cerraron u operaron con muchas dificultades ayer debido a una huelga general de los empleados, que reclaman la renovación de su contrato de trabajo. Pero sobre todo los bancarios protestaron por el presunto maltrato que sufrieron ellos y el público, cuando las empresas del sector se negaron a reforzar los planteles para atender la marea de trabajo que produjo el cambio de la lira al euro en estos primeros días de vigencia de la moneda única europea.

El euro vivió así un nuevo día de dificultades en Italia, el país que va a la cola de las doce naciones de Eurolandia en el más grande cambio monetario de la historia. Pero pese a todo, la gente va despidiéndose de sus liras y haciendo más operaciones en euros, que ayer superó el 50% de las transacciones.

La mayoría de los italianos se había aprovisionado de liras en los últimos días de diciembre, previendo la desorganización que puntualmente se produjo. “Pasarán unos días más antes que el público se quede sin liras y se vea obligado a operar exclusivamente con euros“, dijo un funcionario bancario a Clarín frente a un cajero automático que no funcionaba en el barrio de Monteverde.
 

Por radio y televisión se lanzan exhortaciones a la gente para que use los euros y no se los guarde con ánimo coleccionista. En Nápoles han desaparecido los billetes de cinco euros y nadie sabe qué es lo que pasa. En las grandes ciudades, faltan monedas y billetes de corte chico (5 y 10 euros).
 

Pero el gran escándalo es la oleada de “redondeos“ de los precios. El Codacons, la mayor organización de defensa de los consumidores, denunció que estas maniobras costarán a los bolsillos de cada familia italiana alrededor de 500 dólares, con un aumento del 2,7% de los precios.
 

Las organizaciones de comerciantes protestaron contra el Codacons, pero en algunos restaurantes y supermercados se constataron aumentos del 3,3% en las botellas de agua al “redondear“ los precios de la lira al euro. Los seguros han sido aumentados por las compañías hasta un 10%, mientras que los billetes de los autobuses municipales han sufrido aumentos. En algunos casos escandalosos como en Milán, donde el boleto creció el 29%.

Las discotecas aumentaron 3%, las farmacias remarcaron un 1%, la Coca-Cola subió un 3,3%, el café, el capuchino y las medialunas cuestan en los bares hasta un 28% más.

El ministro de Economía, Giulio Tremonti, dijo que el euro no producirá ningún impacto sobre la inflación, que está bajo control. El ministro aseguró que “es insignificante la incidencia del euro sobre los precios“.
 

La vigencia del euro excita también al hampa. Ayer varios pistoleros entraron a mano armada en la oficina postal de Colletorto, provincia de Campobasso, en el sur de Italia, y se llevaron el equivalente de 40 mil dólares destinados a pagar con euros las jubilaciones de la zona.
 

En el valle de Aosta, en el norte de Italia, un cajero automático pletórico de euros fue arrancado de la pared de un banco mediante una enorme pala mecánica que destruyó parte de la agencia bancaria. Cuatro ladrones se fueron tranquilos con el botín.

    Aree Tematiche:
  • EURO
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this
WordPress Lightbox